Con la llegada de la primavera, será esencial que extremes las precauciones en tus cultivos para garantizar la protección de abejas y otros polinizadores.

La estación primaveral no solo supone una etapa básica para el desarrollo y crecimiento cíclico de tus cultivos, gracias a la presencia de unas condiciones climáticas que se caracterizan, en general, por unas temperaturas suaves y estables, y la abundancia de lluvias con una intensidad muy apropiada para el riego de las cosechas.

También es el periodo del año en el que se produce un fenómeno natural indispensable tanto para la agricultura como para el medio ambiente en su conjunto, como es el desarrollo de la floración y polinización de la mayor parte de especies vegetales del planeta.

En este sentido, la labor que llevan a cabo tanto las abejas como otras especies polinizadoras, así como las propias plantas mediante la emisión de partículas de polen para que sea transportado por el aire, es un proceso básico para que las flores se transformen en frutos y, a su vez, tengan la capacidad de producir semillas que se aprovecharán en futuras cosechas.

Por tanto, a lo largo de estos meses, y muy especialmente durante el periodo de mayor polinización de las especies vegetales que has decidido cosechar en tu explotación agrícola, será esencial que tengas presentes las medidas necesarias para garantizar la máxima protección de aquellas especies, como las abejas, que cumplen esta función, vital para el aprovechamiento y productividad de tus cultivos, llevando a cabo las buenas prácticas agrícolas que te mostramos a continuación:

  • Durante la época de mayor floración de tus cultivos evita, en la medida de lo posible, el uso de productos fitosanitarios.
  • En el caso de que sea estrictamente necesario, debido a la necesidad de actuar con urgencia sobre una plaga o enfermedad que está dañando tu cosecha, solicita el asesoramiento de una persona experta en la aplicación de productos fitosanitarios, para utilizar exclusivamente aquellos que sean compatibles con la acción que llevan a cabo las especies polinizadoras.
  • Además, será muy recomendable que procedas a la aplicación de estos productos asegurándote previamente de que tus cultivos no cuentan con la presencia de abejas y otros polinizadores, para garantizar así su protección.