¿Te has planteado alguna vez cómo limpiar correctamente tus equipos de aplicación de productos fitosanitarios, y garantizar así tu protección y seguridad?

Uno de los aspectos, sin duda, más importantes en relación a la utilización de productos fitosanitarios, y a su aplicación de forma correcta y segura, reside en el necesario cumplimiento de una serie de medidas relacionadas con el mantenimiento y limpieza de tus equipos de aplicación.

El hecho de extremar el cuidado de tus equipos de aplicación después de cada tratamiento es un aspecto fundamental para incrementar su durabilidad, favorecer una mejor calidad en su utilización y, sobre todo, para garantizar al máximo tu seguridad.

Por eso, hoy queremos ofrecerte algunos consejos que pueden ayudarte en este sentido, tanto en lo referente a su limpieza interna como externa.

Elementos básicos para la limpieza interior de tus equipos de aplicación

A la hora de garantizar una adecuada limpieza interior de tus equipos de aplicación de productos fitosanitarios, es conveniente que tengas siempre en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • En primer lugar, presta siempre atención a la necesidad de realizar estas labores de limpieza, conforme a las recomendaciones del fabricante, en aquellos dispositivos diseñados para la degradación de productos fitosanitarios.
  • En el caso de que no dispongas de un espacio habilitado para la retirada de este excedente, te recomendamos que lo apliques en la misma parcela en la que has realizado tu tratamiento, procediendo a su disolución previa con agua para asegurarte de que no exceda los límites de la dosis máxima admisible establecida atendiendo al tipo de cultivo y el tratamiento realizado.
  • Recuerda siempre que está totalmente prohibido el vertido incontrolado de los restos de productos y mezclas sobrantes después de la aplicación del tratamiento fitosanitario.

Elementos básicos para la limpieza exterior de tus equipos de aplicación

En cuanto a las recomendaciones básicas para la limpieza exterior de tus equipos de aplicación de productos fitosanitarios, nunca trates de soplar directamente en el dispositivo para destaponar una boquilla obturada.

La mejor solución para realizar este proceso, y conseguir un resultado óptimo en general, es proceder a la limpieza del equipo y de las boquillas mediante la utilización de un limpiador de alta presión, concentrando su aplicación en aquellos puntos en los que se perciba una mayor acumulación de restos y suciedad.