El correcto almacenamiento de productos fitosanitarios requiere del cumplimiento de una serie de medidas de seguridad, que es esencial que conozcas.

La adquisición y utilización de productos fitosanitarios, con la correspondiente supervisión y asesoramiento por parte de un profesional cualificado, supone una medida más que recomendable para garantizar la protección de tus cultivos frente a enfermedades y plagas.

No obstante, al igual que ocurre con los medicamentos que tenemos en nuestras casas y que debemos mantener en un lugar seguro, para evitar posibles riesgos, en el caso de los productos fitosanitarios es preciso respetar siempre las recomendaciones aportadas por su fabricante y extremar las medidas de precaución relacionadas tanto con su almacenamiento como con su utilización.

Por eso, una vez que hace algunas semanas aprovechamos este espacio para mostrarte qué buenas prácticas agrícolas puedes poner en práctica en cuanto al almacenamiento de productos fitosanitarios, hoy queremos completar esta información, profundizando en las medidas preventivas y de seguridad que pueden ayudarte en este sentido:

  • En primer lugar, será conveniente que almacenes, junto a tus productos fitosanitarios, materiales inertes como arena, sepiolita o caolín, muy útiles como impregnantes en caso de que se produzca un derramamiento accidental. De igual forma, te aconsejamos que cuentes con un contenedor reservado para la recogida de estos residuos en caso de que fuese necesario.
  • Almacena siempre, junto a tus productos fitosanitarios, los Equipos de Protección Individual (EPI) más adecuados para cada uno de ellos, conforme a las especificaciones recogidas por la empresa fabricante en su etiquetado.
  • En este punto, será conveniente que cuentes con un Equipo de Protección Individual de repuesto, principalmente para aquellos tratamientos que realices con mayor frecuencia.
  • Del mismo modo, recuerda revisar periódicamente estos equipos de protección y renovarlos si detectas que están deteriorados o en mal estado de conservación.
  • Asimismo, complementa el equipamiento de seguridad de tu almacén de productos fitosanitarios con un extintor, conforme a las especificaciones recogidas en la legislación vigente en este sentido.
  • Por último, no dudes en ponerte en contacto con la Guardia Civil si detectas el extravío o robo de aquellos productos fitosanitarios que tenías debidamente almacenados, con el fin de que puedan tomar las medidas pertinentes para contribuir a su recuperación y evitar su utilización ajena a los cauces previstos.