Si quieres apostar por una alimentación lo más saludable posible, te recomendamos que incorpores el consumo de frutas y verduras a tu nutrición diaria.

Uno de los principales aspectos que define a nuestra sociedad actual como consumidores reside en nuestra cada vez mayor exigencia en cuanto a la calidad y carácter saludable de los alimentos que consumimos diariamente.

El hecho de contar con la posibilidad de estar plenamente informados sobre los diferentes productos que conforman nuestra dieta diaria hace posible no solo que conozcamos con más detalle sus propiedades nutricionales, sino también que disfrutemos de un mejor asesoramiento sobre los beneficios que cada uno de ellos ofrece a nuestro organismo.

En este sentido, desde AEPLA hoy queremos aprovechar este espacio para repasar contigo los principales aspectos saludables que puede aportarles la incorporación de frutas y verduras en tu alimentación diaria, y muy especialmente si se trata de productos agrícolas locales y de temporada:

  • En primer lugar, es preciso comenzar resaltando la extraordinaria capacidad que tienen estos alimentos para satisfacer tus necesidades nutricionales diarias, gracias a su elevado contenido en vitaminas, minerales, proteínas vegetales y fibra.
  • Esta alta concentración de fibra resulta de gran ayuda para que nuestro cuerpo regule, de forma natural, una gran parte de sus funciones básicas, como el tránsito intestinal, además de favorecer la sensación de saciedad y contribuir, por este y otros motivos, al control de nuestro peso corporal.
  • En este sentido, la presencia natural de potasio en la mayor parte de las frutas y verduras que consumes cada día reduce la retención de líquidos, generando así un proceso depurativo muy beneficioso para la eliminación de toxinas.
  • Del mismo modo, las frutas y verduras son una de las principales fuentes de antioxidantes naturales, esenciales para favorecer la regeneración celular y ralentizar el envejecimiento de nuestro organismo y, por tanto, la aparición de enfermedades degenerativas.
  • Asimismo, es preciso recordar que las verduras, y sobre todo las frutas, presentan una gran concentración de agua en su composición, por lo que también influyen muy positivamente en la imprescindible hidratación de nuestro organismo.
  • Por todo ello, y muchas otras propiedades relativas a cada fruta y verdura de una forma específica, el consumo diario de estos alimentos se puede considerar esencial en cualquier etapa de nuestra vida, y muy especialmente durante la etapa infantil, para contribuir a un crecimiento y desarrollo óptimo, y a medida que nos acercamos a la tercera edad, con el fin de dotar a nuestro cuerpo de los nutrientes básicos para disfrutar de una vida activa y saludable.