¿Conoces todas aquellas medidas de prevención que son esenciales en la aplicación de productos fitosanitarios? Presta atención a estos aspectos.

Como habrás podido comprobar si sueles seguir nuestras publicaciones en este blog y en redes sociales, a lo largo de las últimas semanas hemos tratado de concentrar toda nuestra atención en compartir contigo aquellas medidas de prevención que deberías tener presentes en tu contacto habitual u ocasional con productos y tratamientos dirigidos a favorecer la sanidad vegetal de tus cultivos.

Así, una vez que hemos profundizado anteriormente en las medidas de prevención y seguridad asociadas al transporte de productos fitosanitarios, así como al almacenamiento de estos productos, hoy queremos completar este repaso, incidiendo a continuación de forma específica en tus precauciones básicas durante su utilización efectiva en tus cultivos:

  • En primer lugar, recuerda la extraordinaria importancia de emplear únicamente productos fitosanitarios que cuenten con su correspondiente homologación y autorización por parte de las autoridades competentes.
  • Una vez realizada esta aclaración, esencial para tanto para tu protección y seguridad como para la de tu parcela agrícola y su entorno, también será esencial que todas tus actuaciones estén pautadas y supervisadas por un aplicador fitosanitario cualificado, que deberá ser el que lleve a cabo este proceso en caso de que no cuentes con la correspondiente habilitación.
  • Tanto en un caso como en otro, respeta escrupulosamente las instrucciones de formulación y aplicación establecidas por la empresa fabricante en el etiquetado de su envase, evitando sobre todo emplear una dosis superior a la recomendada.
  • También será imprescindible utilizar en todo momento equipos de aplicación y Equipos de Protección Individual (EPIs) convenientemente homologados y supervisados previamente, y que se ajusten a los requerimientos de seguridad asociados al producto elegido.
  • En la medida de lo posible, prioriza la utilización de aquellos productos fitosanitarios que se ajusten específicamente a la amenaza agrícola detectada y que, a su vez, presenten un menor índice de toxicidad, ya que así contribuirás a que su utilización sea más segura para ti y tu entorno.
  • Selecciona con detenimiento la fecha elegida para la realización de la aplicación de productos fitosanitarios, informándote con especial atención para evitar el uso de fitosanitarios en condiciones meteorológicas extremas, como pueden ser altas temperaturas, rachas de viento o lluvia.
  • Señaliza de forma visible la zona en la que tienes previsto realizar la aplicación de soluciones de sanidad vegetal, para garantizar así la seguridad en las fincas colindantes y de las personas que puedan circular en las proximidades de tu parcela agrícola.
  • Asimismo, evita realizar la aplicación de productos y tratamientos fitosanitarios en solitario. Cuenta siempre con la presencia de al menos un acompañante, para que pueda prestarte auxilio y apoyo en caso de que se produzca cualquier incidencia inesperada.
  • Para finalizar, en caso de aplicación en una parcela de considerables dimensiones, también será muy recomendable favorecer la rotación de puestos siempre que sea posible, alternando las tareas de conductor, mezclador y pulverizador.

 

Aepla

Author Aepla

More posts by Aepla