Es posible mejorar la producción de tus cosechas sin necesidad de incrementar la superficie dedicada a tus cultivos. Aquí tienes algunos consejos útiles.

Si deseas incrementar lo más posible tu producción agrícola y favorecer así la rentabilidad de tu explotación, existen medidas alternativas al hecho de aumentar la superficie empleada para el desarrollo de tus cultivos.

Estas medidas no radican en el desarrollo de las mismas prácticas agrícolas que desarrollas actualmente en una mayor extensión agrícola, algo que en muchas ocasiones no es viable, sino más bien en incrementar tus expectativas de beneficio a partir de la puesta en práctica de actuaciones que contribuyan a mejorar la productividad de tus cosechas, entre las que consideramos necesario destacar las que te mostramos a continuación:

  • Infórmate con el mayor detalle posible sobre las especies que deseas cultivar, sus características, propiedades diferenciales y requerimientos básicos tanto durante su cosecha como a lo largo de todo el proceso necesario hasta su recolección.
  • Siempre que sea posible, utiliza preferiblemente sistemas de riego automático, con el fin de mantener una periodicidad adecuada en función de cada cultivo y, al mismo tiempo, aplicar la cantidad de agua que realmente necesitan para su crecimiento y desarrollo.
  • Garantiza la sanidad vegetal de tus cultivos a través de la aplicación de aquellos productos que permiten reducir el riesgo de que se vean afectados por plagas y enfermedades y que mejor se adaptan a sus condiciones, siempre bajo la recomendación, supervisión y aplicación, si es necesario, de un experto fitosanitario cualificado.
  • Plantéate la aplicación de aquellas técnicas que permitan una renovación de los nutrientes con los que cuenta el suelo agrícola, evitando su ‘agotamiento’, como es el caso de la rotación de cultivos.
  • Para finalizar, apuesta por la utilización de aquellos medios tecnológicos innovadores que pueden favorecer un mayor rendimiento de tus cultivos, permitiéndote así recuperar lo antes posible la inversión necesaria para su adquisición.