La prevención de riesgos laborales en tu actividad agrícola es esencial durante todo el año, y más aún en verano, a causa de las altas temperaturas.

Al igual que ocurre con el incremento del peligro de incendios forestales durante estos meses, sobre lo que profundizamos de forma detallada hace unos días en este blog, el calor veraniego es el responsable de un notable crecimiento en la generación de accidentes y riesgos laborales en todos los sectores de actividad, y muy especialmente en la agricultura.

El hecho de que la actividad agrícola disponga de unos plazos improrrogables para el desarrollo de las tareas del campo, y que estas deban llevarse a cabo, en su mayor parte, al aire libre, implica la necesidad de tomar las medidas preventivas necesarias para minimizar estos riesgos laborales lo más posible, protegiendo así tu salud y la de aquellos que colaboran contigo en su desarrollo.

En base a esta reflexión, desde AEPLA hoy queremos concentrar toda nuestra atención en mostrarte qué aspectos debes tener presentes en tu actividad agrícola, para contribuir a prevenir de una forma efectiva la ocurrencia de accidentes y riesgos laborales que puedan afectar a tu salud durante estos meses veraniegos:

  • Para comenzar, será preciso planificar al detalle la realización de las tareas asociadas a tu actividad agrícola, con objeto de concentrar su desempeño en las primeras horas de la mañana o, si no es suficiente, a la caída de la tarde, evitando en todo momento las horas centrales del día, cuando la sequedad y el calor son más intensos.
  • Evita realizar cualquier tipo de sobreesfuerzo que pueda provocarte una lesión o implicar un riesgo considerable de accidente, ya sea por contusión o caída. Ten presente que el calor afecta de una forma notable a nuestra capacidad de atención y concentración, por lo que lo más adecuado será evitar peligros innecesarios.
  • Si empleas maquinaria o medios de transporte agrícola, como puede ser un tractor o un vehículo industrial, supervisa que sus sistemas de climatización y ventilación se encuentran en perfecto estado, solucionando esta incidencia de forma urgente en caso de que no sea así.
  • Para el desarrollo de tus descansos, imprescindibles en esta época del año, localiza un lugar en el que la radiación solar sea inferior, y que cuente con una adecuada ventilación y humedad ambiental. De esta forma, tu organismo se recuperará mejor, serás más productivo y podrás finalizar tus tareas en un plazo de tiempo inferior.
  • Presta una especial atención y cuidado en el empleo de aquellos productos de uso agrícola que puedan emitir gases o sustancias tóxicas cuando se exponen a temperaturas elevadas. En estos casos, y en tu práctica agrícola en general, utiliza todos los medios de protección individual a tu alcance para reducir riesgos.
  • Por último, desde AEPLA te recomendamos que a lo largo de estos meses no realices tus tareas agrícolas en solitario, y estés en todo momento acompañado de, al menos, otra persona. Aunque pueda realizarlas personalmente, el hecho de contar con esta colaboración reducirá tu esfuerzo y nivel de cansancio y, lo que es más importante, contarás con una inestimable ayuda para aplicarte primeros auxilios o solicitar ayuda en caso de que ocurra cualquier incidencia o accidente.