Tal y como puedes observar en tu entorno, todavía no hemos derrotado al Covid-19. Por eso, no te relajes y extrema al máximo tus medidas de protección.

Desde el comienzo de la crisis social y sanitaria provocada a nivel global por la pandemia de Covid-19, tanto los agricultores como aquellas personas que trabajan en actividades dirigidas a proveer de recursos a este sector o al almacenamiento, distribución y comercialización de productos agrícolas, han demostrado sobradamente su condición de héroes anónimos.

Estamos seguros de que, tanto en primera persona como en tu día a día o en los diferentes medios de comunicación que consultas con frecuencia, habrás observado infinidad de muestras de la impresionante solidaridad y esfuerzo conjunto que desde la agricultura y el resto de sectores asociados con ella se están llevando a cabo para garantizar el abastecimiento alimentario, la calidad de vida y el bienestar de la población.

En este sentido, y ante las informaciones y acontecimientos que se han venido dando a lo largo del verano, desde el comienzo de lo que se dio a conocer como la ‘nueva normalidad’, hoy queremos aprovechar este espacio para pedirte que no te relajes, y que sigas extremando al máximo tus precauciones para reducir así el riesgo de sufrir un contagio.

A día de hoy, y a falta de una vacuna válida para vencer al Covid-19, o al menos hacer frente a sus síntomas, la única forma realmente útil de frenar esta pandemia es a través del desarrollo de medidas para protegerte y proteger a aquellos que te rodean.

Por eso, desde AEPLA te mostramos a continuación qué comportamientos y precauciones pueden ayudarte a aportar tu granito de arena esencial en la lucha contra el avance de esta enfermedad. Presta atención a estas recomendaciones:

  • Más allá de las medidas básicas asociadas a la utilización de mascarilla y otras medidas de protección, y al desarrollo de tu higiene personal, en cuanto a uso de gel hidroalcohólico, esenciales para el conjunto de la población, recuerda la necesidad de mantener una distancia de al menos 1,5 metros si desarrollas tu actividad agrícola junto a otras personas.
  • Asimismo, si esta labor diaria se realiza en grupo, prioriza que tu grupo de trabajo esté formado por las mismas personas, evitando en la medida de lo posible la rotación de trabajadores, y recuérdales la necesidad de notificar urgentemente cualquier sintomatología que pueda presumir la presencia de esta enfermedad, para poner en marcha las medidas adecuadas de seguimiento, informando de igual forma a las autoridades sanitarias.
  • En este sentido, también será de gran ayuda tomar las medidas más adecuadas para comprobar la ausencia de síntomas en los accesos a la explotación, a través del control de temperatura, y la observación de otros efectos visibles.
  • Prioriza la limpieza frecuente y continuada de las instalaciones agrarias en las que desarrollas tu actividad, y en especial aquellas que se encuentran en espacios cerrados.
  • Evita compartir los utensilios de trabajo con otros compañeros o, en caso de que sea inevitable, procede a su desinfección siguiendo todas las recomendaciones mostradas por las autoridades sanitarias.
  • En el caso del tractor y otros vehículos de trabajo y transporte, procede a su desinfección integral en cada cambio de conductor, utilizando productos homologados para ello y manteniendo una ventilación de al menos 45 minutos hasta su siguiente utilización.
  • Para finalizar, recuerda la importancia de incrementar al máximo las medidas de prevención y protección de aquellas personas que formen parte colectivos especialmente sensibles a esta enfermedad, como son las personas de edad avanzada, con patologías pulmonares crónicas previas, que padezcan diabetes o se encuentren en periodo de gestación o lactancia.