Las diferentes áreas verdes que se encuentran a tu alrededor, y que utilizas cada día, también requieren de los cuidados asociados a la sanidad vegetal.

Cuando se habla de sanidad vegetal, en referencia al conjunto de instrumentos y soluciones dirigidas a la prevención y actuación sobre aquellas plagas y enfermedades que pueden afectar a las diferentes especies vegetales, se suele limitar este concepto, casi de forma exclusiva, a su empleo en la actividad agrícola.

Sin embargo, la aplicación de técnicas de sanidad vegetal resulta igualmente imprescindible, o en ocasiones incluso más, en todos aquellos ámbitos de nuestro entorno en los que se desea contribuir al crecimiento y mantenimiento óptimo de variedades vegetales, con independencia de la finalidad que estas presentan en nuestro día a día.

Así, aunque no seas plenamente consciente de ello, las áreas verdes que conforman los parques y jardines urbanos de tu localidad, o las instalaciones naturales que tienes a tu disposición para el desarrollo de actividades físicas o deportivas, requieren de un seguimiento y cuidado constante, no solo para contribuir a su belleza estética sino también para garantizar un elemento tan fundamental y, en ocasiones más silencioso, como es su mantenimiento óptimo en términos de seguridad.

En la medida en que estos espacios se encuentran en perfecto estado, libres de plagas y enfermedades que puedan afectarles, podrán ejercer plenamente la función para la que fueron concebidos, tanto en términos de salud como de bienestar para las personas que hacen uso de ellos diariamente.

Por el contrario, un mantenimiento y protección inadecuado o deficiente de estas áreas naturales, de carácter principalmente recreativo, pueden implicar un considerable riesgo para la población, como consecuencia de la ocurrencia de accidentes o posibles emisiones de sustancias alergénicas, por citar algunos ejemplos.

Asimismo, cada vez somos más las personas que, si bien hemos tomado la decisión de residir y desarrollar nuestra vida en un núcleo urbano, consideramos apetecible o incluso necesario estar en contacto diariamente con plantas en nuestro propio domicilio, ya sea mediante la creación de jardines ornamentales o el desarrollo y mantenimiento de un huerto doméstico dirigido a nuestro autoconsumo.

Todas estas actividades, junto con el mantenimiento, protección y cuidado de huertos familiares, son a las que se dirige prioritariamente la actuación del Grupo Áreas Verdes de la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), que te invitamos a conocer con mayor profundidad a través de las publicaciones que realizaremos periódicamente tanto en este blog como en nuestros diferentes perfiles en redes sociales.